Internet y la soledad

soledad artificial

La emergencia de los nuevos medios basados en internet ha contado y cuenta con firmes defensores y detractores. Expresiones tan expandidas como “la aldea global” o “el medio es el mensaje” se las debemos al estusiasta del nacimiento de internet Marshal McLuhan -de quien recomiendo este reportaje para conocerlo un poco más en profundad-. Muchos han visto en internet la herramienta para acercar la democracia al ideal participativo, aumentar la transparencia en la gobernancia o, incluso, facilitar respuestas sociales como las vividas hace dos primaveras en el mundo árabe. Sin embargo, frente a estos integrados de los nuevos medios, cada vez son más las voces apocalípticas que se agitan intentando advertir que el uso de internet tal vez nos está alejando de la necesaria pertenencia comunitaria, la organización política y el pathos social.

Umberto Eco, creador precisamente de la famosa distinción entre apocalipticos e integrados, ha dado recientemente una interesante entrevista al diario El País en la que reflexiona sobre Europa, la cultura y el papel de Internet. Eco, que siempre se ha considerado un defensor a ultranza de Europa, reconoce que el proyecto de integración nunca se llevará a cabo sino es mediante la implicación ciudadana. Reconoce, también, que Europa ha saldado con cierta frivolidad su historia más oscura creando una nueva narrativa de paz y tolerancia que ha calado en la población. “En Europa han muerto 40 millones de personas. Pero la comodidad de atravesar las fronteras sin papeles ha hecho olvidar todo eso”, reconoce. Aun así, Eco mantiene su ilusión y optimismo para con un proyecto que se encuentra en sus horas más bajas y que genera gran desafección entre los que más podrían beneficiarse de Europa: las clases bajas.

Un apunte que Eco cita de soslayo pero que me ronda por el pensamiento desde hace tiempo es el aislamiento al que nos dirige inconmensurablemente internet. Sin entrar a discutir por ahora si somos seres solitarios o hemos lo hemos devenido a lo largo de nuestra historia, es innegable que la irrupción de internet ha derivado en un aumento incontrolable de nuestra indivudualidad (para muestra, este blog) y una valoración cada vez mayor de lo superfluo en detrimento de lo profundo y consciente. “Internet es una cosa y su contraria. Podría remediar la soledad de muchos, pero resulta que la ha multiplicado; Internet ha permitido a muchos trabajar desde casa, y eso ha aumentado su aislamiento. Y genera sus propios remedios para eliminar ese aislamiento, Twitter, Facebook, que acaban incrementándola porque relaciona con figuras muchas veces fantasmagóricas […]

Lejos de caer en la típica -pero interesante- discusión de si las redes sociales y los medios móviles han conseguido enfriar las relaciones sociales, sí querría destacar como la rapidez y la facilidad de acceso a la información no han hecho más que alejar posiciones comunes y desorganizar espacios de encuentro político. Como reconoce Jürgen Habermas en su artículo Does democracy still enjoy an epistemic dimension?, el incremento en el uso de internet como fuente de información en el contexto de las democracias liberales conlleva la fragmentación de una audiencia que previamante se encontraba focalizada políticamente. Además, como han demostrado Kahne, Lee y Feezel del grupo CERG del Mills Colleage, los usuarios de los nuevos medios que se encuentran en los extremos ideológicos son más activos que los moderados. Todos estos factores conllevan, por tanto, la rotura de las redes de pensamiento político y la exclamación desproporcionada de ideologías extremas.

Este exceso de soledad puede tener consecuencias nefastas para el funcionamiento social. La filósofa Hannah Arendt escribió en Los orígenes del totalitarismo al alimón del terror que sostiene la dominación de los regímenes totalitarios: “La soledad, el terreno propio del terror, la esencia del Gobierno totalitario, y para la ideología o la lógica, la preparación de ejecutores y víctimas, está estrechamente relacionada con el desarraigamiento y la superfluidad, que han sido el azote de las masas modernas desde el comienzo de la revolución industrial y que se agudizaron con el auge del imperialismo a finales del siglo pasado y la ruptura de las instituciones políticas y de las tradiciones sociales en nuestro propio tiempo. Estar desarraigado significa no tener en el mundo un lugar reconocido y garantizado por los demás; ser superfluo significa no pertenecer en absoluto al mundo. El desarraigamiento puede ser la condición preliminar de la superfluidad, de la misma manera que el aislamiento puede ser (aunque no lo sea forzosamente) la condición preliminar de la soledad. Considerada en sí misma, sin atender a sus recientes causas históricas y a su nuevo papel en política, la soledad es al mismo tiempo contraria a los requerimientos básicos de la condición humana y una de las experiencias fundamentales de cada vida humana.”

Tal vez internet sea ese ungüento intangible que nos ayude a soportar la soledad inherente a la condición humana. Tal vez sí que constituye ese medio que nos permitirá lograr una sociedad más transparente, igualitaria y participativa. Tal vez todos estos miedos son infundados y no haya nada de qué preocuparse. Al fin y al cabo, muy pocos somos capaces de vivir hoy en día sin una o varias conexiones a internet. Sin embargo, no debemos de perder de vista que el aislamiento voluntario es el camino más rápido al egoísmo y la crueldad. Y nuestra Historia sabe mucho de esto.

Anuncios

6 Respuestas a “Internet y la soledad

  1. Mi querido Sergio tu entrada incita las dudas que me acompanyan ultimamente y eso me gusta.;-)
    Me gustria lanzarte algunas de ellas y con.ello mostrarte la.linea.de.mis reflexiones y dudas ultimamente. Disculpa por los acentos prp escribp desde el movil y la pasion me puede con estas cosas..
    Me pregunto si toda esa perspectiva de interpretar que internet ese contribuyendo al alienamiento social no es mas q una consecuencia directa de la tendencia de entender al hombre como.un ser social, hace 6000 anyos,ahora.y siempre.¿y si este alienamiento es parte de un.proceso ,de una evolucion absolutamente natural e incluso necesaria?…¿Es el “espiritu de los.hombres” capaz de contemplar otro espiritu de “los hombres que vendran”? ¿y si la dimension social es una dimension del espiritu del hombre a trascender?
    El cambio, ese umbral en todo cambio,el.trascender es la.mas vital de las fuerzas del mundo, con.el del hombre y con.este de la.humanidad. No puede por tanto el.ser humano ser social.siempre. ¿ o si?…¿la.dimension.social humana esta subordinada al cambio..a trasender y cambiar como cambian.todos los estados.de.cosas del.mundo?¿existe a caso una tendencia natural social que pertenece a la.naturaleza de los seres humano

    • Y si el ser humano fue social hasta hacerse fuerte y ahora cn la.gran herramienta ya.no necesite desarrollar ese aspecto?¿y si el ser humano es un ser social hasta que deja de necesitrla?quizas nuestra perspectiva sea fruto de la historia y de un romanticismo conservador,demasiado naturalista incluso para una era que esta sembrando las semillas de algo tan fascinante como es la realidad artificial y virtual.

      • Ppr cierto a ver si te veo pronto y.hablamos de todas estas cosas boca a boca!MUaa****

  2. Jel! Nos tenemos que ver muy pronto y hablar de esto y mucho más -sobre todo de cosas banales-. Sobre tu reflexión, estoy contigo. No sé si la evolución humana hacia la soledad es un proceso natural, si su contingencia depende de puro azar darwiniano o si nos estamos forzando a ello de manera inconsciente. Sin embargo, sí que sé que el humano siempre ha necesitado de otros humanos ya sea para colaborar, para amar, odiar, comer o matar. Sin esas necesidades tan naturales el sujeto pierde su esencia; el trascender es imposible sin ellas, ¿no crees? Y esas necesidades, ¿podrá satisfacerlas la realidad virtual?

    • En mi opinion el ser humano necesita expresar,compartir o trasmitir, en tanto en cuanto persigue un interes vital…amamos pq nos relacionamos y ns relacionamos pq nos reproducimos y nos reproducimos pq nos alimentamos.La literatura..la poesia…el arte en definitiva a dotado toda esta quimica bacteriana de idealismo e incluso misticismo…fascinante,estoy de acuerdo!pero no se me olvida q todo absolutamente viene motivado y estimulado por la ley madre de “permanencia en el medio” las garras de la vida.,vamos.

      • Pero, estamos ante una era nueva,hemos dominado el medio,tanto que ahora es el propio medio el q intenta mantenerse.Que abarca un.concepto tan migrado en el tiempo como lo es el substancial concepto de “vital”??en que punto lo artificial comienza a pertenecer al reino de”lo vital” y de “lo natural”?….Como puedes ver se me presentan demasiadas turbulencias conceptuales antes de llegar a la.formulacion de la pregunta que planteas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s